La Oficina Anticorrupción ya tiene 27 denuncias contra funcionarios de Cambiemos |  Por un cambio impositivo, los combustibles tendrán un aumento extra en marzo |  Tránsito fatal: cuatro muertos y varios heridos graves sobre la Ruta 151 |  Incendios en La Pampa: dos focos controlados y uno activo en Santa Isabel |  Zircaos Vuelta al Mundo. Capítulo 25: Huaraz, Perú |  La NASA confirmó que un asteroide “gigante y peligroso” pasará cerca de la Tierra |  Calor intenso y probabilidad de lluvia |  Finalizó el Dakar 2018: Sainz festejó por segunda vez |  Nación podría suspender medicamentos de HIV: La Pampa garantiza provisión |  Un “trapito” en un parador exclusivo de Punta del Este gana 7 mil dólares por temporada |  Avanzan los trabajos en el SUM del barrio Federal |  Con más de 30 grados, trasladaban cientos de pollos en la caja de una camioneta |  Caso Triaca: desde la intervención del SOMU, hubo más de 200 nombramientos |  Inscripción para el Ensamble de Vientos y Percusión |  Taller gratuito de yoga en Juventud |  Ferro no pudo con Independiente |  Incendios en La Pampa: todos los focos están cercados y controlados |  El 1° de febrero comienza la temporada de caza deportiva mayor y menor |  Otro golpe a La Pampa: Nación anunció que licita la represa Los Blancos |  Turismo Social en General Pico: Rainone recibió funcionarios provinciales |  Durante el domingo, Corpico pide uso racional de agua por corte de energía |  Nación respaldó a Jorge Triaca y el ministro de Trabajo seguirá en su cargo |  Pelé sufrió un desmayo y fue internado de urgencia |  Río de Janeiro: se descompensó, atropelló a 17 personas y murió un bebé |  Entre Ríos: productores de arroz recibieron boletas de luz por 300 mil pesos |  Funcionaria nacional del Senasa ensaya para despedir empleados |  Encontraron unos cuatro millones de dólares en una caja de seguridad de Balcedo |  Hasta los 10 años, será obligatorio el uso de silla de seguridad en vehículos |  “Conductor Responsable”: este sábado, otra vez en General Pico |  Polémicos dichos de Zaffaroni: pidió que “Macri se vaya lo antes posible” |  Los hijos de víctimas de femicidio cobrarán una asignación mensual hasta los 18 años |  La Asamblea de la Liga será el 26 de febrero |  Nicolás Caputo vendió su empresa constructora en 109 millones de dólares |  Alerta por fiebre amarilla en Brasil: algunos destinos turísticos exigen vacunación |  La Pampa será sede de los Juegos Para Epade 2018 |  Abuso en 25 de Mayo: docentes piden volver a trabajar y que les paguen $1,5 millones |  Presentaron consulta on-line para inhabilitados de conducir |  Música en la ciudad: “Escenario Abierto” comienza su año en el Instituto San Ubaldo |  Diputados del PJ: “Macri no se enteró que los pampeanos tenemos derechos” |  Incendios en La Pampa: Defensa Civil trabaja en focos controlados y activos |  Santa Rosa: Robaron en la subestación transformadora del Procrear |  Señalamiento horizontal en rutas pampeanas |  La programación de La Red Pampeana sólo en 89.7 | 
  VIERNES 08/01/2016
Zircaos vuelta al mundo – Cap. 27- Irán y su gente
Último capítulo de Irán. Nos vamos despidiendo de este país, con tristeza pero con alegría por todas las vivencias que nos ha dejado, recuerdos de esta gente hermosa por sobre todas las cosas.

Este país que nos abrió los brazos desde el día en que entramos, donde una casa calentita con una familia maravillosa nos invitó a pasar unos días en su hogar para darnos mucho amor mientras Alma se curaba de un virus. 

Irán nos hizo sentir como en nuestra casa, haciéndonos de buenos amigos, descubriendo lugares. Gente que nos abrió su corazón sin esperar nada a cambio, solo compartir las ganas de compartir un pedacito de vida.

Irán es olorcito a comida casera, a pan recién horneado, aroma a especias, a frutos secos, a te calentito. Irán es sonrisa, es cariño, amabilidad y bienvenida, es familia. Es todo eso y mucho más. Irán es amor.

Cuesta mucho ir despidiéndonos de estos pueblos musulmanes.

Cuando se llega a estos lugares se trae encima el peso de la mala y errada información que recibimos por parte de los medios de comunicación sobre estos países, etiquetándolos solo con malos adjetivos y que la gente lo crea, de esta manera les conviene a una gran parte del planeta que así sea.

Los iraníes saben de qué manera el mundo los mira a causa de esto y no se lo merecen, bajo ningún concepto.

Saltamos los prejuicios haciendo oídos sordos a todo lo negativo que recibíamos, fue lo mejor que pudimos hacer, escuchar nuestro corazón y meterle para adelante, sin miedos.

Haber estado aquí, entre esta gente hermosa es una de las cosas más lindas que nos ha pasado en todos estos años de viaje. 

En Irán hemos experimentado las invitaciones constantes, en todo momento, en cualquier lugar.

Al comienzo era difícil de comprender tanta generosidad junta porque venimos de un mundo individualista en el que no es normal este tipo de actitudes en cantidad exagerada, y menos aún con desconocidos, pero nos acostumbramos rápido.

En el momento menos pensado tocaban nuestra puerta y siempre era para darnos algo sin ni siquiera haber hablado antes, sin conocernos. Frutas, verduras, pan, miel, dulces, platos de comida, ropa, te y objetos como recuerdos para nuestra casita de Argentina.

Pero por sobre todas las cosas nos llenamos de amor iraní.

Siempre alguien nos paraba en la calle para preguntar de nosotros y muchas veces nos han dejado su número de teléfono para que lo tengamos por si necesitamos algo, “lo que sea (nos decían) estén donde estén, me llaman”.

Algunas veces hemos utilizado esa ayuda telefónica y del otro lado recordándonos en un segundo, tendían una mano amiga para nuestra necesidad.

En Bam, una de las últimas ciudades al este del país (antes de cruzar a Pakistán) una familia nos invitó a su casa a compartir merienda, cena y el desayuno al otro día. La cita fue simple, estábamos en un parque de una plaza y cuando la mujer se acercó primero dijo su nombre, pregunto el mío y la segunda frase fue la invitación a su casa. Así de simple es la vida.

Era una chica joven, con chador negro (es decir, toda cubierta). Llegamos a su casa, donde estaba su familia y mientras preparaba la merienda comenzó a ofrendarnos diferentes cositas para comer junto con el té. No hablábamos mucho, solo ella sabía algunas palabras en inglés, pero el encuentro era mágico, mientras todos los niños jugaban sin parar en el resto de la casa. En situaciones así, como ocurre en la mayoría de la veces en ningún momento nos sentimos incómodos. Ella se cambió de ropa al llegar pero seguía cubierta dentro de su casa. Más tarde empezó a llegar otra parte de la familia, sobrinos, hermanas y vecinos, éramos la novedad!!

Sacamos fotos y me probé el chador negro, el típico, la vestimenta que estuve viendo todo este tiempo entre las mujeres y que tanta curiosidad y dudas me traía. Una de las hermanas me lo colocó de la manera que corresponde y al darme vuelta y mirarme al espejo juro que para mí fue un impacto muy fuerte, me desconocí, nada de mi cuerpo podía distinguirse, en ese momento vi a todas las mujeres juntas en mí. Era una más de las miles que cruzaba cada día en la calle. Fue una sensación que me estremeció. Todo fue entre risas y a ellas les gusto verme vestida de esa manera.

Llegó la cena, con el típico arroz iraní que tanto nos gusta, otras comidas más y pan calentito. Las hermanas, los sobrinos y los vecinos también se sumaron. La “mesa” ya estaba lista en el suelo para empezar a disfrutar una de las ultimas comiditas iraníes y en familia.

Esa noche dormimos al lado de la casa, era una calle tranquila, una cortada, de tierra. A la mañana siguiente la chica nos vino a buscar para ir a desayunar, yo fui con Alma y Quintín, Guille se quedó terminando de editar uno de los capítulos en la caravana. Cuando ella supo que estaríamos solas, se sacó el pañuelo de su cabeza y yo me sorprendí, parecía otra mujer, más linda y más joven. Luego, ante mi pregunta, me contó que solamente se lo quita (en privado) cuando está solo con mujeres y los hombres que pueden verla sin el pañuelo son su hermano, su padre, su abuelo y su marido.

Esa mañana, estando solas, charlamos más. También supe que cuando las mujeres están con la regla no rezan.

Una curiosidad: pude ver que mientras pasaban los dibujitos animados en los canales para niños publicitaban las alfombras para aprender a rezar desde muy pequeñitos explicando todos los pasos como corresponde y (que por ejemplo) venía con el regalo de un pañuelito para cubrir la cabeza. A partir de los 9 años las niñas tienen la obligación de usarlo. Aunque también se ven niñas más pequeñas con la cabeza cubierta.

El momento de la oración se trasmite por los canales de televisión incluido los infantiles. Son cinco rezos cada día.

Dos preguntas que nunca faltan al entablar una conversación con el pueblo musulmán: De qué religión somos? Y cuál es nuestra edad? Sobre todo la mía.

Salir de la gran ciudad te lleva a lo más profundo, a volver muchos años atrás, sintiendo otra época, otras modas, las fronteras están completamente cerradas para nuevas propuestas, mucho de lo que se usa podría haberlo visto en alguna foto de cuando yo era chica.

Muchísimas páginas en internet están prohibidas, entre ella Facebook, Youtube y miles más. A nosotros nos pasaron un programita para saltar los filtros y de esa manera podíamos entrar algunas veces en esas páginas. Por eso mismo costó mucho enviar nuestros capítulos del viaje estando en Irán. Hicimos “malabares” enviando el material desde acá.

La conexión a internet es tan, pero tan lenta que se te quitan las ganas a la hora de usarla. Pareciera que es a propósito. Pero eso no es lo importante, uno se acostumbra porque pasa a ser parte de todo eso y se disfruta, pasar días y días sin información del mundo no venía nada mal, era estar en una burbuja.

Como ya lo contamos en algún capitulo anterior para las mujeres es obligatorio andar completamente cubiertas. Quiero compartir algo, estábamos en la casa de una amiga, ella sin la cabeza cubierta porque estaba dentro de su propia casa, pero sonó el timbre, venía una persona arreglar su heladera. Ella antes de abrir la puerta fue a cambiarse de ropa, ponerse encima del pantalón un saco hasta las rodillas y el pañuelo en la cabeza. El hombre estuvo un par de horas haciendo su trabajo y ella en su casa totalmente cubierta. Ante nuestra pregunta ella nos dijo que si no lo hace así la otra persona puede tomarlo como una provocación.

Por todo esto y mucho más amamos viajar!!!!!!!

Damos gracias a la vida por habernos puesto en nuestro ser la inquietud constante de seguir viviendo y sintiendo de esta manera, sin ganas de tirar el ancla y seguir desplegando velas para que el viento sople y continuar viaje a lugares mágicos donde aparte del paisaje hay corazones y brazos abiertos para darnos todo.

Gracias!!!

 

Sígannos en Facebook: ZIRCAOS VUELTA AL MUNDO

Y suscríbanse a nuestro canal de youtube: ZIRCAOS

Hasta el próximo capítulo!!!

Gracias por acompañarnos!!!

Comentarios
 
ACLARACIÓN: No se publicarán insultos, agravios, ni cualquier otro texto con términos injuriosos.
Tampoco se publicarán comentarios con mayúscula fija.
No observar estas condiciones obligará a la eliminación automática de los mensajes.
 
 09/01/2016 | 08:37 Hs
Enviado por Edit
Sera por el amor y solidaridad que los musulmanes en vez de refugiarse en Occidente estan colapsando las fronteras de Iran, Iraq, etc. Alli las mujeres son tan libres que me averguenza mi sociedad. ja ja. Cuando los musulmanes dejen de huir hacia Occidente creere en su tolerancia y respeto a los diferentes a ellos. Pasar viajando es una cosa, vivir en ese tipo de sociedades es otra.
 
Escriba su comentario