Incendios rurales: intensa actividad en distinto puntos de la provincia |  Probables tormentas fuertes en La Pampa |  Fiebre amarilla: se agotaron las vacunas en La Pampa y llegarán más esta semana |  Abren en Brasil una investigación sobre las coimas de Odebrecht en Argentina |  Nación demora la entrega de medicamentos para VIH Sida: La Pampa aún tiene en stock |  Construyen bicisendas en el Paseo Belgrano |  Alerta amarilla por ola de calor en La Pampa, Buenos Aires y Santa Fe |  La Pampa podría desdoblar las elecciones de 2019 |  Se entregó el último prófugo de la cúpula de la Uocra de Bahía Blanca |  Incendios: nuevo foco activo en Luan Toro |  Se escapa el dólar: cotiza a $19,41 y se acerca a un nuevo récord |  Juan José Rainone recibió al jefe del Regimiento de General Pico |  Choque de cuatriciclos en Pinamar: murió un nene de 7 años |  “Verano al Aire Libre”: otra concurrida noche en el centro de General Pico |  Entre Ríos: las palometas volvieron a atacar en una playa del río Paraná |  La música de “Escenario Abierto” estuvo presente en el Instituto San Ubaldo |  Lezcano: “Hace 70 años que Mendoza nos robó el Autel” |  Por un cambio impositivo, los combustibles tendrán un aumento extra en marzo |  La Fiscalía española pidió que Dinamarca detenga a Puigdemont |  Zircaos Vuelta al Mundo. Capítulo 25: Huaraz, Perú |  Calor intenso y probabilidad de lluvia |  Nación podría suspender medicamentos de HIV: La Pampa garantiza provisión |  Avanzan los trabajos en el SUM del barrio Federal |  Caso Triaca: desde la intervención del SOMU, hubo más de 200 nombramientos |  Taller gratuito de yoga en Juventud |  Ferro no pudo con Independiente |  Incendios en La Pampa: todos los focos están cercados y controlados |  El 1° de febrero comienza la temporada de caza deportiva mayor y menor |  Costa pudo con Independiente y piensa en el debut |  Locura en Quilmes: discutieron en la cola del supermercado y le pegó cinco tiros |  La Oficina Anticorrupción ya tiene 27 denuncias contra funcionarios de Cambiemos |  Tránsito fatal: cuatro muertos y varios heridos graves sobre la Ruta 151 |  Incendios en La Pampa: dos focos controlados y uno activo en Santa Isabel |  La NASA confirmó que un asteroide “gigante y peligroso” pasará cerca de la Tierra |  Finalizó el Dakar 2018: Sainz festejó por segunda vez |  Un “trapito” en un parador exclusivo de Punta del Este gana 7 mil dólares por temporada |  Con más de 30 grados, trasladaban cientos de pollos en la caja de una camioneta |  Inscripción para el Ensamble de Vientos y Percusión |  “Conductor Responsable”: este sábado, otra vez en General Pico |  Polémicos dichos de Zaffaroni: pidió que “Macri se vaya lo antes posible” |  Los hijos de víctimas de femicidio cobrarán una asignación mensual hasta los 18 años |  La Asamblea de la Liga será el 26 de febrero |  Nicolás Caputo vendió su empresa constructora en 109 millones de dólares | 
  DOMINGO 06/12/2015
Zircaos vuelta al mundo. Capítulo 23: Irán
Treinta y tres días pasamos en la ciudad de Teherán, estacionados en un parque donde el lugar pasó a ser nuestro barrio también. Nos llenamos de esta cultura tan rica, de un pueblo bondadoso, de gente hermosa que sueña con volar a otros sitios y cruzar fronteras para empezar con una vida más libre.

Todo es muy contradictorio, hay muchos puntos de vista con respecto a la vida en Irán antes y después de la revolución. La mayoría no está de acuerdo con este régimen y añoran los tiempos de "mi rey" (como dicen). Otros aman los tiempos actuales y no se imaginan estar de otra manera. Y así vamos, escuchando diferentes campanadas de la realidad y tratando de sacar nuestras propias conclusiones. Pero de todas maneras se hace muy difícil de comprender las situaciones. Lo que si todos tienen la misma sonrisa amable y cálida como un iraní puede regalarte.

En Teherán pasamos días y días esperando la visa de India, que fueron más de la cuenta, casi un mes, cuando normalmente es de una semana el tiempo para este trámite. La espera traía malestar, no nos decían nunca nada positivo, nos hicimos el camino a la embajada hindú veces y más veces sin respuesta. Hasta tuvimos una entrevista con el cónsul que de muy mala manera nos atendió.

Entonces recordando que tiempito atrás habíamos ido a la Embajada de Argentina solicitando en ese momento una carta de invitación como requisito para la visa de india y donde nos sentimos muy a gusto conversando un largo tiempo con el cónsul y tomando te, entonces decidimos llamarlo y enseguida nos dio una mano llamando a su colega y así acelerando el trámite.

En el mes de espera pasaron muchísimas cosas lindas, principalmente conocer a estos amigos que nos han hecho sentir tan bien, tan en casa. Con Shargnam (una amiga que nos abrió su hogar y su corazón y que cocino muchas veces para nosotros) junto con su familia hicimos paseos y visitamos el museo de la famosa "Guerra del Golfo", se acuerdan? una guerra que duro ocho años entre Irán e Irak donde casi trecientos mil iraníes murieron y hoy se los recuerda en todos los sitios. Cada vez que llegamos a un pueblo o a una ciudad generalmente en las entradas vemos las fotos de los caídos correspondientes a cada lugar.

El museo es impresionante, por su inmensa estructura, su gran parque. Es interactivo y a cada paso hay algo que sorprende. Obras de arte, instalaciones, proyecciones, sonido, tecnología, cuenta una historia donde el final del recorrido termina en el cielo, el mismo que se ganaron los mártires de la guerra.

También fuimos al museo de los animales, insectos y mariposas donde al terminar el paseo Shargnam, como de una galera pero desde el baúl de su coche saco una canasta con una merienda lista para disfrutar, torta casera de manzana, capuchinos, pochoclos y sándwichs de vegetales. Con Parisar, que con todo su amor nos invitó a ser parte de su familia fuimos al museo Nacional de Irán donde nos transportamos desde la época paleolítica a la actual, al Museo del vidrio, al Museo Contemporáneo de Arte llenándonos de pinturas y esculturas al aire libre.

Siempre hubo planes con nuestros amigos, siempre alguien llamaba para organizar algo.

Paseamos por los inmensos parques del Palacio del Rey, donde vivió el Sha de Persia con su familia hasta el día que los desterraron. Y par uestra sorpresa una de las casas que rodea la mansión servía de museo contando y mostrando la historia de dos hermanos que fueron los primeros viajeros iraníes que dieron la vuelta al mundo en una moto y tiempo después en un Citroën.

Como les contamos en crónicas anteriores fuimos invitados muchas veces a compartir cenas, reuniones y hasta organizaron el cumpleaños de Guille con un banquete en casa de Parisar, nuestra amiga, con familia, amigos y un "happy birthday Gishe" escrito en la torta. A parte de todo ese cariño que se sentía!!

Todo demoro más de la cuenta pero en hora buena!!! Sino hubieran quedado muchas cosas por hacer y compartir.

Y al fin!!! El jueves 12 de noviembre por la mañana terminamos con el trámite más largo que tuvimos en nuestra vida de viajes. Volvimos a casa, puenteamos con el coche de un amigo la batería de la "camio" porque ya no arrancaba y nos fuimos de la gran ciudad con muchas ganas de más Irán. En la salida, sobre la autopista alguien nos regaló una bolsita de damascos secos y otro un cd de música iraní aprovechando el corte del semáforo. A todo esto sin olvidar bocinazos y buenos augurios de automovilistas alegres al vernos pasar.

Pudimos extender el permiso iraní por un mes más así que felices, a seguir disfrutando de esta tierra linda.

 

Cositas del lugar:

El Tarof: Es una costumbre muy de acá, uno tiene que insistir unas tres veces para que el otro diga que sí. Por ejemplo: al convidar algo la primera y la segunda dirán que no, a la tercera llega el sí. Muy rara vez lo llegan a hacer en los comercios, pero una vez nos pasó en una pequeña panadería de Tabriz, el vendedor nos hizo el tarof, tres veces insistimos en pagarle hasta que al final acepto, obviamente!!

Algo más: Existen diferentes tipos de panes según las regiones, aunque en las ciudades más grandes pueden conseguirse casi todos. Son muy baratos y los hay de diferentes grosores y pueden llegar a medir medio metro de largo por treinta o cuarenta centímetros de ancho. Otros salen con pequeñas piedritas del horno que se meten en la masa mientras se cocinan, así que el consumidor en la vereda y sobre una especie de mesa cubierta con un tejido metálico se toma el trabajo de sacar una por una a golpes de pan. Cada panadería tiene una mesa de estas afuera donde con un cepillo también se saca la harina extra que queda debajo del pan. Se continúan haciendo bien artesanales, en inmensos hornos y con herramientas básicas. Al ser tan finos la cocción solo lleva unos pocos minutos. El secreto es esperar a que salgan (mirando mientras desde la ventanita que da a la calle el interesante proceso de amasado) y en ese momento llevar uno para casa, calentito. Son riquísimos!!!!!

Algunos van a buscarlos con un trozo de tela para envolverlos y así duren más tiempo caliente. Otra forma habitual de llevarlo es debajo del brazo, tipo carterita. Va en gusto! Cuando se enfría el sabor cambia y toma una consistencia gomosa por eso mismo se ven en grandes cantidades bolsitas con pan dejadas en la calle. 

Esperamos que disfruten de este capítulo!!!

Mientras tanto nosotros seguimos viaje que el camino es muy largo y falta bastante todavía… Hay aún mucho mundo por descubrir, esto recién está comenzando.

Sígannos en Facebook: ZIRCAOS VUELTA AL MUNDO

Y suscríbanse a nuestro canal de Youtube: ZIRCAOS

Abrazos viajeros para todos!!!

Gracias por acompañarnos!!!!!

Comentarios
 
ACLARACIÓN: No se publicarán insultos, agravios, ni cualquier otro texto con términos injuriosos.
Tampoco se publicarán comentarios con mayúscula fija.
No observar estas condiciones obligará a la eliminación automática de los mensajes.
 
Escriba su comentario