La Oficina Anticorrupción ya tiene 27 denuncias contra funcionarios de Cambiemos |  Por un cambio impositivo, los combustibles tendrán un aumento extra en marzo |  Tránsito fatal: cuatro muertos y varios heridos graves sobre la Ruta 151 |  Incendios en La Pampa: dos focos controlados y uno activo en Santa Isabel |  Zircaos Vuelta al Mundo. Capítulo 25: Huaraz, Perú |  La NASA confirmó que un asteroide “gigante y peligroso” pasará cerca de la Tierra |  Calor intenso y probabilidad de lluvia |  Finalizó el Dakar 2018: Sainz festejó por segunda vez |  Nación podría suspender medicamentos de HIV: La Pampa garantiza provisión |  Un “trapito” en un parador exclusivo de Punta del Este gana 7 mil dólares por temporada |  Avanzan los trabajos en el SUM del barrio Federal |  Con más de 30 grados, trasladaban cientos de pollos en la caja de una camioneta |  Caso Triaca: desde la intervención del SOMU, hubo más de 200 nombramientos |  Inscripción para el Ensamble de Vientos y Percusión |  Taller gratuito de yoga en Juventud |  Ferro no pudo con Independiente |  Incendios en La Pampa: todos los focos están cercados y controlados |  El 1° de febrero comienza la temporada de caza deportiva mayor y menor |  Otro golpe a La Pampa: Nación anunció que licita la represa Los Blancos |  Turismo Social en General Pico: Rainone recibió funcionarios provinciales |  Durante el domingo, Corpico pide uso racional de agua por corte de energía |  Nación respaldó a Jorge Triaca y el ministro de Trabajo seguirá en su cargo |  Pelé sufrió un desmayo y fue internado de urgencia |  Río de Janeiro: se descompensó, atropelló a 17 personas y murió un bebé |  Entre Ríos: productores de arroz recibieron boletas de luz por 300 mil pesos |  Funcionaria nacional del Senasa ensaya para despedir empleados |  Encontraron unos cuatro millones de dólares en una caja de seguridad de Balcedo |  Hasta los 10 años, será obligatorio el uso de silla de seguridad en vehículos |  “Conductor Responsable”: este sábado, otra vez en General Pico |  Polémicos dichos de Zaffaroni: pidió que “Macri se vaya lo antes posible” |  Los hijos de víctimas de femicidio cobrarán una asignación mensual hasta los 18 años |  La Asamblea de la Liga será el 26 de febrero |  Nicolás Caputo vendió su empresa constructora en 109 millones de dólares |  Alerta por fiebre amarilla en Brasil: algunos destinos turísticos exigen vacunación |  La Pampa será sede de los Juegos Para Epade 2018 |  Abuso en 25 de Mayo: docentes piden volver a trabajar y que les paguen $1,5 millones |  Presentaron consulta on-line para inhabilitados de conducir |  Música en la ciudad: “Escenario Abierto” comienza su año en el Instituto San Ubaldo |  Diputados del PJ: “Macri no se enteró que los pampeanos tenemos derechos” |  Incendios en La Pampa: Defensa Civil trabaja en focos controlados y activos |  Santa Rosa: Robaron en la subestación transformadora del Procrear |  Señalamiento horizontal en rutas pampeanas |  La programación de La Red Pampeana sólo en 89.7 | 
  LUNES 26/10/2015
Zircaos vuelta al mundo. Capítulo 21: Frontera de Irán
Y llegamos a la Republica Islámica de Irán. Acá es el año 1394 y es otoño. Llegamos a un país riquísimo en generosidad y amabilidad. Donde Alma significa “manzana roja”…

…donde a la hora de comer en muchas casas se tiene por costumbre hacer primero el aperitivo con chocolates, frutos secos y te.

Donde las mujeres, en espacios públicos, debemos andar cubiertas de ropa completamente, donde los subtes tienen vagones exclusivos para mujeres, donde hay actividades que solo pueden hacer los hombres pero que a la vez la mujer tiene un papel más importante de lo que uno cree.

Donde el viernes es el día de descanso semanal, donde el tránsito es un caos total, donde se bebe te a toda hora, donde está completamente prohibido el alcohol, donde no existen los bares ni las discotecas,  donde los jueves cocinan unas tortitas dulces para recordar a los muertos.

Llegamos a un país completamente diferente a lo que nos imaginamos. Un país alegre, familiero, donde se come muchísimo, donde todo se comparte. Y donde días atrás la mamá de una amiga nos volvió a invitar a su casa a cenar, esta vez esperándonos con una sorpresa… había sacado la receta de internet del guiso que se hace en Argentina para hacernos sentir… como en casa. Mágico!!

Sin duda hemos llegado a uno de los lugares más hospitalarios del planeta, felizmente dejando de lado toda clase de preconceptos que uno fue juntando a lo largo de la vida a causa de los medios de comunicación y películas norteamericanas. El país con los peores adjetivos.

Desde que hemos cruzado la frontera lo único que sentimos y vivimos fue amor, mucho amor. Irán es paz, es cariño, es generosidad, es simpleza.

Entramos a este hermoso país por el cruce fronterizo de Bazargan, al noroeste. Cruzando un portón de rejas que se abría y se cerraba cada vez que pasaban unos cinco coches. La policía muy amablemente nos dio la bienvenida subiendo a la camioneta para revisarla y bajando al instante diciendo: muy buena la caravana! sin meter mano en nuestras pertenencias. Hicimos los trámites en la oficina de entrada donde otras decenas de personas entre iraníes, turcos y un alemán en bicicleta esperaban ser atendidos entre algunos colados que por lo visto es parte de esta cultura el meterse en cualquier huequito libre sin respetar la fila.

Terminamos con todo el papelerío mientras uno de estos personajes que se encuentran en los cruces fronterizos aprovechaba para sacarnos dinero a costa de una mentira. La situación se puso un poco tensa, recurrimos a la policía y en 10 minutos un patrullero destartalado arribaba con dos policías de espíritu tranquilo diciéndonos que todo iba a estar bien.

Nos escoltaron hasta la comisaria y una vez ahí, sentados en el despacho, junto al comisario, nos ofrecieron una bandeja con melón y te.

Luego de una media hora seguimos andando hasta el siguiente pueblo, Maku, a 15 kilómetros de allí, ya era de noche, dimos varias vueltas por el lugar buscando un espacio para estacionar y pasar la noche, elegimos uno, en una calle ancha sin mucho movimiento.

Al momento nos pusimos a preparar la cena y tocaron la puerta, una familia que vivía enfrente nos invitaba a cenar a su casa, por supuesto que dijimos que sí. A todo esto sepan que no hablaban inglés, solo farsi (el idioma de acá), todo salía desde el corazón. Alma no se sentía muy bien, tenía dolor en el estómago, la señora se subió a la "camio" y empezó a orar por ella apoyando su mano en la pancita de Alma. En ese segundo sentí un montón de cosas, una conexión inexplicable.

Entramos a la casa dejando los zapatos en la puerta y atravesando una cortina el inmenso living se abrió para nosotros. Grandes alfombras en el medio del salón, algunos sillones y una cocina desde donde salía aroma de hogar. Uno de los hijos con su novia desplegaban un mantel de plástico colocándolo en el suelo y en unos minutos todo estaba dispuesto para comer. Fue nuestra primera experiencia comiendo de esta manera, desde otra perspectiva.

Avisaron a familiares que había visitas extranjeras en la casa y empezaron a llegar primos, cuñados, hermanos. La casa se llenó de gente, de charlas, de sopa de cordero, pan iraní, quesos, frutas y el tradicional te, donde acá el terrón de azúcar se coloca debajo de la lengua y a medida que se bebe el té se endulza a su paso.

Hicimos un show de malabares y luces para la familia. Alma seguía sin sentirse completamente bien. La señora de nombre Fakhrolnesa (que significa "honor de mujer") volvió a poner su mano sobre la panza de Alma y siguió orando por un tiempo largo. Le dio un remedio casero a base de hierbas.

Nos fuimos a dormir después de decirles que no muchas veces a la invitación de que nos quedemos a dormir en su casa.

Fuimos invitados a tomar el desayuno al otro día. A las 10 todo estaba listo. Alma no seguía bien.

El día pasó entre familia y más familia, partidas de ajedrez, alguien vino a la casa a tocar un instrumento típico iraní, otros nos invitaron a dar un paseo al palacio real, rondas y rondas de té y Fakhrolnesa de a ratos venía a donde estábamos con Alma para seguir colocando su mano en la panza y seguir orando. Hubo algunas veces que se quedó hasta una hora sentadita junto a ella.

Causaba mucha ternura verla ahí, cuidando de nosotros, preocupándose desde el lado más humilde, en silencio.

Luego nos contó que desde hace 8 años que en la familia no toman ningún medicamento, que solo su Dios es capaz de darles la salud.

Llegó la noche y viendo que Alma no mejoraba y siguiendo con los consejos de Mario, nuestro amigazo médico al que le íbamos transmitiendo el estado y nos iba orientando desde General Pico, decidimos llevarla al hospital.

Fue solo decir eso y ya teníamos a una de las mujeres lista para acompañarnos, unos de los hijos y su novia con el coche pronto para salir. En el camino al hospital, Guille iba adelante con Alma y yo sentada en el asiento de atrás, me emocioné tanto al sentir que la mujer que estaba al lado mío me dio la mano diciéndome en su idioma que todo iba a estar bien.

Juro que sentí que los conocía desde siempre, tuve la sensación de tener una familia aquí, que nos pertenecían, que nos cuidaban como si fuésemos uno de los suyos.

Llegamos, un médico reviso a Alma muy rápidamente, le hicieron algunos análisis y todo dio bien. Solo se trataba de una inflamación en el intestino. Cuando estábamos esperando los resultados en el pasillo de repente empezaron a llegar... otra parte de nuestra familia iraní estaba ahí, en el hospital para saber de Alma, éramos 12 aguardando. Fue emocionante, hasta las lágrimas. Y no olviden que nadie hablaba inglés! Todo se transmitía con el amor.

Volvimos a la casa, todos más tranquilos, ya era muy tarde, nos estaban esperando con la cena y un regalito para Alma.

Al otro día (gracias a las oraciones de Fakhrolnesa y algún jarabe más) Alma empezó a estar tan feliz y sonriente como siempre.

Nos fuimos de esa pequeña ciudad con una inmensa alegría. Con el corazón lleno de amor, fuertes para seguir camino.

En Irán es así, en todos estos años de viajes nunca sentimos tanto cariño junto y hospitalidad como sentimos en este país. Irán es increíble. Todo el tiempo nos regalan algo, tocan la puerta y es para obsequiarnos algo, frutas, verduras, dulces, invitarnos a su casa, a dar un paseo.

En la autopista, en la ruta, en la ciudad, tocan bocina, nos dan la bienvenida. Otros nos dicen: "mi país es tu país, bienvenidos".

Esperamos que disfruten de este capítulo!!

Este viaje por Iran recién comienza. Hay mucho para mostrar y compartir.

Sigannos en Facebook: ZIRCAOS VUELTA AL MUNDO

Y suscríbanse a nuestro canal de youtube: ZIRCAOS

Fuertes abrazos a la distancia!!!

GRACIAS POR ACOMPAÑARNOS!!!!!!!!!

Comentarios
 
ACLARACIÓN: No se publicarán insultos, agravios, ni cualquier otro texto con términos injuriosos.
Tampoco se publicarán comentarios con mayúscula fija.
No observar estas condiciones obligará a la eliminación automática de los mensajes.
 
 28/10/2015 | 11:08 Hs
Enviado por Mario
Buenisimo chicos!!!! Lindo saber como es la gente de Iran. Besos Miles y sigan mostrandonos el mundooooo!
 
Escriba su comentario