Carlos Verna encabezó inauguraciones de equipos en el hospital de General Acha |  Trump amenazó con "destruir completamente a Corea del Norte" en su primer discurso ante la ONU |  Hospital Centeno: personal de cocina recibió capacitación en seguridad e higiene |  Los absurdos análisis de Clarín y La Nación contra Carlos Verna |  ¿Adiós Navarro?: El periodista denunció censura, tras dos meses tensos en C5N |  Cabildo XXI realizó actividad en el Colegio Ciudad de General Pico |  El Gobierno y la CGT negocian la reforma laboral |  Alteo de la Ruta 35: este martes empieza la obra |  Inédito: Tucumán y Córdoba, enfrentadas por el azúcar, fernet, salame y maní |  Servicios Públicos: realizaron trabajos de limpieza y mantenimiento de canales |  Pablo Moyano: “Ojalá que los trabajadores le den el voto a Cristina o Massa” |  Acción de Clase: abogado piquense pide multa contra una financiera |  Puerto Rico: advierten que el huracán María es el más peligroso de la historia |  Producción de cerdos: Veterinarias sacará a la venta las primeras 35 cachorras |  La Pampa reforzó el monto de la Tarjeta Alimentaria y anunció el Bono Navideño |  Vuelco fatal en Ruta Provincial 4: murió el ex viceintendente de La Maruja |  Verna visitó el frigorífico de General Pico: este año incorporó 30 empleados |  Preocupación por el hundimiento de calle 9: ya se hizo una peligrosa huella |  Condenaron por abuso sexual al futbolista Alexis Zárate |  Robo, choque y fuga en Barrio Talleres |  Por los cortes de rutas, bajó 30 por ciento la venta de combustible en La Pampa |  El 28 de septiembre habrá Jornadas a campos del Ipcva en Embajador Martin |  Cuatro detenidos por organizar carreras de galgos en Carhué |  Semana de las Artes: el Coral XX de Septiembre se presentará en la Escuela 64 |  Denuncian que Cristina Kirchner no declaró 22 plazos fijos equivalentes a 5 millones de dólares |  Jon Bon Jovi visitó la tumba de Evita en Recoleta |  Sobreseyeron a Gómez Centurión y defendieron el derecho de la prensa a no revelar fuentes |  La Pampa hará el alteo en la Ruta Nacional 35, a la altura del Bajo Giuliani |  Presupuesto Participativo: Finalizaron las reuniones de la segunda etapa |  Jornadas de sensibilización por el Alzheimer en Santa Rosa y General Pico |  Estado de rutas nacionales en La Pampa |  Insólito robo en Ingeniero Luiggi: se llevaron un arco de fútbol de una quinta |  Obra de Los Daneses: “Nación le sigue mintiendo a los pampeanos”, dijo Ziliotto |  A 49 días de la desaparición de Maldonado, el juez ordenó rastrillar tierra mapuche |  Una auditoría cuestionó el otorgamiento de subsidios en la Secretaría de Deportes |  Alvear FBC ganó el Apertura |  Ferro empató ante Deportivo Madryn |  Boca y River son los punteros de la Superliga | 
  MIÉRCOLES 12/04/2017
Los docentes y los comentarios sobre sus acciones
Estimado director. Hace tiempo vengo reflexionando acerca de la vulnerabilidad del trabajo docente y de los docentes. Uno está expuesto a las necesidades y problemas de todos sus alumnos, que siempre son muchos más de los que deberían –los alumnos y los problemas- y que vienen multiplicados por los problemas de las familias y amigos de los alumnos que también son preocupaciones de ellos.

Uno no puede desafectarse de tales situaciones y se hace cuesta arriba mantenerse entero como docente, conteniendo, escuchando, acompañando, apoyando sin dejar de enseñar. Aún más, en estos tiempos de movilización y lucha docente con represión incluida, en estos tiempos de movilización del colectivo Ni una Menos, en esta trágica última semana con femicidios y chicas aún desaparecidas, todas jóvenes mujeres.  Con Micaela muerta, estudiante de Educación Física, futura docente quien ya desde estudiante ejerció su compromiso con los otros, militante.  En estos días digo, una se siente más vulnerable todavía.

No es fácil ser docente, no es fácil estar en las escuelas y el que no es docente y no está en las escuelas, no sabe. Pero entonces ¿por qué hablan sin saber? Por qué todos, muchos,  cualquiera opina, señala, cuestiona, indica, juzga el trabajo y las decisiones del colectivo docente.

No somos blancas palomitas, como he escuchado. No somos héroes ni heroínas. No somos máquinas, apenas seres humanos. Con diferencias de todo tipo entre nosotros, también políticas, partidarias, gremiales. No somos “todos” ninguna otra cosa más que docentes: humanos, falibles, diferentes. Los que paramos, los que no. Los que participamos gremialmente. Los que no. Los que vamos en bici, los que no. Los que tenemos muchas horas de clase, los que no…

Ninguna generalización es válida, certera, justa, pertinente. Los docentes que  no paran tampoco son todos iguales, piensan igual, deciden del mismo modo. Los docentes que paramos tampoco. Somos igualmente diferentes, discutimos, decidimos distinto, pensamos diferente, votamos diferente… Pero somos trabajadores y le ponemos el cuerpo, el amor, la pasión y la alegría al trabajo docente. Aún decepcionados, aún cansados, aún con bajos salarios, aún desganados.

Entonces ¿por qué bancarse que cualquiera y todos hablen sin saber? Horas y horas de panelistas televisivos y voces radiales, facebook y tweeter construyendo discursos de sentido común sobre los docentes, la escuela, la educación, los pibes. Debe ser que a veces una se cansa. Debe ser eso o la vocación docente de querer e intentar explicar, argumentar, reflexionar, cuestionar, desnaturalizar lo que me llevó a responder todos los mensajes que leí a continuación de la noticia publicada en este diario en la que Utelpa anuncia el paro docente de 24 horas el 11 de abril  en repudio a la represión contra los maestros en BA el pasado domingo. Lo hice con paciencia y dedicación. Leí cuidadosamente. Intenté ser correcta y respetuosa. Lo comparto.

Blad el empalador, la represión fue el domingo a la nochecita, los delegados gremiales docentes se reunieron el lunes y se decidió el paro para el martes. Si la fecha no te convence, habría que hablar  con el presidente y los Bullrich para reclamarles que no repriman justo antes de Semana Santa… Ya tenemos experiencias en “Felices Pascuas, la casa está en orden” en este querido y maltratado país. Pero si no, tal vez el miércoles 12  tengas  ganas de averiguar cuántos docentes  que de 11 decidieron parar faltaron a sus trabajos porque empalmaron con Semana Santa. Y de paso, si verificas que los números no te dan la razón, comentalo en este mismo artículo y pedí perdón por difamar en vano. Defecto profesional, Vlad se escribe con v corta.

Lee Oswall (¿elegiste el nombre en honor al ex militar acusado de disparar a un presidente estadounidense democráticamente elegido?), como sea tu nombre verdadero, señor, señora, dama o caballero: nada de lo que decís  es cierto. Y lo decís porque es liviano decir cualquier cosa en un comentario de diario digital ocultado  en un nombre de mentira, en una identidad falsa. Sin rostro, sin nombre, con la cara tapada… ¿Piquetero digital? ¡Cuidado! Gobierno represor anda suelto buscando potenciales reprimidos. Intentaré aclarar, según entiendo: los docentes no tenemos 3 meses de vacaciones  (nos tocan las generalidades de la ley en cuanto a los días de vacaciones, como a cualquier empleado público   según su antigüedad o escalafón); cualquiera que quiera verificarlo puede consultar el estatuto docente. Algunos docentes tienen solamente un cargo de 4 horas frente a alumnos (los menos, porque con ese sueldo no vivís, a lo sumo tendrán otro ingreso familiar y complementan, imagino). Pero, supongo que vos no sos  docente; de serlo sabrías  (como lo hubiera sabido también nuestra ex presidenta cuando sostuvo el mismo prejuicio en aquella apertura de sesiones del Congreso) que para dar clase 4 horas frente a alumnos, necesitas de mínima otras tantas  para preparar, estudiar, planificar, tipear, dibujar, recortar, pegar, navegar buscando materiales,  corregir etc. Sin considerar el tiempo  y dinero propio que uno pone para fotocopiar para sus alumnos, juntar lápices, ropa, comida, libros, peine fino y cualquier cosa que un docente percibe y sabe que sus alumnos necesitan y no siempre pueden resolver.  La gran mayoría de los docentes del país tienen muchas más horas de clase que cuatro por día  para llegar a un sueldo más o menos presentable, con todos los “extra” laborales  que antes mencioné y por supuesto, quedan fuera de la paga. En mi caso, me remito solamente  a mi experiencia porque no quiero hablar lo que no se, tengo la suerte de trabajar en tres lugares diferentes con docentes muy bien preparados; que seguimos estudiando;  que sabemos lo que tenemos que saber  y somos conscientes  de  lo mucho que nos falta todavía;  nos preocupamos por estar actualizados; nos gusta  aprender, reconocer lo que no sabemos y trabajar  juntos  para fortalecernos en nuestro conocimiento y mejorar nuestras propuestas a los alumnos. Aclaro, cuando digo trabajar juntos es juntos, los que paramos y los que no. Entre muchas otras diferencias.  Te concedo sin embargo, que no siempre es así. La cultura de os docentes  es un problema que excede a cada persona individualmente y se toca entre muchas otras variables con un empobrecimiento cultural generalizado gracias a –también entre muchas otras causas-  la mediocridad de los medios masivos de comunicación que no solamente nos desinforman sino que también nos alienan. No creas sin embargo que no estamos alertados de este problema –no solo atañe a los docentes, por otra parte-  que no lo consideremos como  algo de lo cual ocuparse y de lo cual ya que nos ocupamos mucho  en diversos ámbitos formativos.

En mi carrera docente de casi 30 años –y sigo hablando de lo que se-  me han evaluado a mí y a mis alumnos varias veces a través de diferentes procedimientos –si, aprobé siempre con buenos resultados de los chicos y míos, por si te lo preguntás - Además,  muchos docentes nos sometemos por propia voluntad y gusto de estudiar  a evaluaciones muy exigentes en diversos cursos de posgrado, maestrías, licenciaturas, doctorados; y también estudiando entre nosotros en equipos de trabajo, grupos de estudio, comisiones gremiales, etc.

No somos -en general y salvando la generalidad - ni nos creemos, que yo sepa o haya podido advertir en tantos años rodeada de maestros y maestras, ningún ombligo de nada. Por el contrario, me he visto con muchos compañeros colaborando en varias batallas solidarias que  demuestran que nuestra mirada y compromiso está tendido hacia los otros.  Más bien te diría incluso  lo contrario: cualquier persona, en la calle, en la tele, en la radio, en la puerta del mercado,  todos, por cualquier cosa que pasa en este mundo y en cualquier sociedad termina haciendo cargo del asunto a la educación y en consecuencia enjuiciando a los docentes. Qué cosa rara ¿no? Si la educación es  taaaaaaaaaan importante que siempre tiene la culpa de todos los problemas y males sociales ¿no debería la misma sociedad que tanto le exige a la educación –nos exige- cuidarnos y pagarnos en la misma medida?

No puedo argumentar en contra de tu última afirmación, porque no se qué piensa el pueblo. Si como decís, el pueblo tiene vergüenza de sus maestros,  qué pena me da el pueblo. De todos modos, si puedo decir que hace pocos días,  cuando marché en la marcha educativa con 399.000 docentes más, caminando  por las calles de Avellaneda  hacia la Plaza de Mayo, varios  ciudadanos del pueblo que transitaban mano contraria por el puente Pueyrredón nos saludaban, se emocionaban, nos apoyaban, nos animaban, tocaban bocina;  igualito que hacían otros tantos desde  los balcones de los edificios de departamentos y oficinas:  gente del pueblo de todas las edades, que parecían orgullosos más que avergonzados de nosotros, nos aplaudían , saludaban, agitaban banderas a nuestro paso.  Qué esperanza me da el pueblo.

María Antonieta (qué cosa, cuántos nombres de la realeza eligen  los comentaristas ocultos que comentan  esta noticia). No tengo facebook, veo tweeter aunque no comento y rara vez me detengo en los comentarios de los diarios digitales, porque me pasan estas cosas: no se quién está aportando y necesito responder lo que me indigna; teniendo tanto para corregir y planificar  me aluno por el tiempo que pierdo en esta conversación. ¿Mejor no haber mirado? Pero, como soy docente  estoy acostumbrada a conversar,  argumentar,  debatir  o “perder tiempo” escuchando a mis alumnos –cualquiera que haya sido docente un ratito nomás, sabrá cuantos problemas  de nuestros alumnos reclaman nuestra escucha- . O pierdo tiempo  volviendo a explicar una y otra vez por qué es importante trabajar en grupo, escuchar al otro, hablar mucho con los otros, hasta el cansancio si fuera necesario  para  no pegar… solo como ejemplos cotidianos de las cosas en las que perdemos tiempo los docentes (muchos, los más, no todos)  Los docentes (muchos, los más, no todos) somos perseverantes y tenaces, no podemos con nuestro genio: somos docentes, sabemos que la educación es una apuesta a futuro, a largo plazo y justamente somos tan poco ombligo del mundo  -atento Sr. Lee- que nos dedicamos a una tarea sobre la cual no tenemos resultados inmediatos que gratifiquen nuestro ego. Los resultados los visualizan y disfrutan otros, nunca nosotros. Pero apostamos a ello plenamente convencidos y comprometidos porque nos sostiene la confianza  y el amor a la humanidad. Me fui de tema María Antonieta (lo mismo me dicen muchas veces mis alumnos que saben disculparme por eso). Pero sinceramente, la  vida real, los vínculos reales, las redes de organizaciones populares me valen más que las redes sociales. Yo aprendí a hacer cosas de verdad, dando la cara de verdad, caminando por las calles, junto con la gente de carne y hueso y así es como se vincularme, enseñar, hacer política, debatir. No tengo nada en contra de las redes sociales pero prefiero –como canta Serrat- el abrazo,  la discusión o el chori  compartido con los otros en vivo y en directo que la dudosa palabra de un dudoso comentario en redes sociales plagadas de trolls.

Pablo, creo que concuerdo con vos en todo. Esos ejemplos que das en tu comentario son muy pertinentes para representar muchos maestros. Y habremos de todo tipo, tampoco me parece acertado ni idealizar ni generalizar.  Muchos maestros intentamos no mentir en la medida en que todas las personas honestas lo hacemos. Y honestamente, no mentimos a nuestros alumnos cuando hoy, muchos de nosotros hemos conversado y explicado que la protesta es un derecho, en cambio reprimir es un delito. Que las organizaciones sociales presentaron el pedido correspondiente para manifestar en el espacio público la escuela itinerante, intentando generar otras formas de protesta para evitar los paros. Que mienten  en cambio los gobernantes cuando acusan a los docentes de no cumplir normas siendo ellos quienes no están cumpliendo no diré normas administrativas sino leyes y fallos judiciales: tal la ley de paritaria nacional, tal el fallo de la jueza que ordenó al gobierno abrir en el plazo  de una semana la paritaria nacional. Fallo que el gobierno desatendió y jueza que el gobierno recusó. ¿Quién miente? ¿Quién no cumple las normas? 

Tampoco puedo acordar con vos Pablo que los docentes agredieron a los policías. Los compañeros que  allí estaban relatan otra cosa y todas las imágenes que tuve a mi alcance me muestran otra cosa. La ministra Bullrich dijo hoy –los funcionarios salieron a ensayar nuevas justificaciones, porque lo del permiso parece que ya no engaña-  que la policía estaba frente a los docentes y éstos les pegaban patadas por abajo (¡¡¡!!!!) Impresentable. Cuántos docentes estarán pensando las patadas que recibieron producto de rabietas entre niñitos o las piñas que ligamos  cuando nos metemos a desarmar peleas entre grandotes. Siempre, siempre,  siempre cuando los docentes logramos calmar los ánimos  y superar la pelea  retomamos las palabras y la reflexión con los involucrados. No se si será oportuno agregar que muchas veces, mientras los docentes intervenimos para separar, calmar, conversar con nuestros alumnos, otros adultos filman y hasta arengan las peleas. ¿Tal vez sean ellos  los  que se avergüenzan de nosotros y nos desacreditan en las redes sociales? No lo sé, me lo  pregunto. Pablo, el permiso fue solicitado como siempre se hace en casos de movilización. Yo vi el papel con firma y sello de mesa de entradas. Pero si no hubiera sido así,  la represión es igualmente condenable e igualmente injustificada. Nada amerita represión, pero reprimir por una supuesta  contravención administrativa es impensable.

Danlu, tenemos dignidad, nos sobra dignidad. Trabajamos mucho, nos gusta nuestro trabajo y luchamos por un salario justo porque queremos seguir trabajando como docentes y como cualquier trabajador, tenemos derecho a vivir bien con nuestro salario.  Y además de dignidad somos solidarios (muchos, los más, no todos).  Hemos luchado por las reivindicaciones sindicales,  poniendo el cuerpo y exponiéndonos   a  terribles comentarios  y opiniones  estigmatizantes  -como comentan en esta noticia, como cualquiera opina de los maestros y de la educación -  logrando muchas  conquistas en la historia. Nunca conocí uno de esos docentes “de los buenos”, reconocidos  por los comentarios de esta noticia;  esos docentes que no paran, que no luchan,  que no son cuestionados, que no comen choripan,  que son dignos…Tan dignos que se favorecen, usufructuan  y disfrutan todos y cada uno de los logros gremiales que solidariamente nosotros, “los vagos, mentirosos, indignos” que luchamos y paramos,  conquistamos para todos  y todas.  ¿Alguno de esos dignos  devolvió algo alguna vez?

No Jorge, claro que no vamos a realizar un paro por violar la ley. Realizamos un paro porque fuimos reprimidos por manifestarnos en protesta precisamente  porque el gobierno nacional viola la ley y quiere seguir violándola aún cuando la justicia falló obligándolo a cumplirla. ¿Y por qué se empeña el gobierno nacional en seguir violando la ley y agudizando este conflicto que tan fácilmente podría resolver?  Tengo yo algunas hipótesis pero vale más, estimo,  dejar sobrevolando la pregunta. Es sencillo, se abre la paritaria y chau conflicto, paro, escuela itinerante y movilización.  Como docente me tiento también por instalar una reflexión acerca del espacio público y la autorización para ocupar el espacio público. Sospecho que cuando ganamos mundiales y salimos al obelisco y ocupamos el espacio público nadie espera represión porque no hay autorización. Podríamos dejar planteada también la discusión al respecto de cuán público es el espacio público. Cómo decidimos las palabras  y qué significados le atribuimos a ellas cuando pensamos no ingenuamente al respecto. De hecho,  me llamó mucho la atención escuchar  en los medios el relato de la noticia de la represión policial y detención a maestros del domingo pasado como “desalojo” en lugar de represión. Pienso, quien dice que desaloja los maestros en lugar de decir que los reprime, está viendo la vida desde el lugar en que aprendió  a ver (y no en la escuela pública). Los “dueños” se manejan como dueños y señores de todo lo que creen propio, de su pura propiedad. Cuando las cuentas no les cierran, los dueños desalojan.

Sr. o Sra. Atte.: estimo que Ud. ha visto otras imágenes o confundido los  uniformes. Los de blanco, los  que lloran, los que tienen los ojos dañados, los que son arrastrados por el piso, lo que son pateados en el piso y piden que no les peguen, ESOS son los maestros. Los de azul, los que tienen gorras y armas, los que tiran gas pimienta, los que arrastran y patean, ESOS son los policías.  Nada más que decirle. No sé si hay cada vez más escuelas privadas en el país. El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, administración macrista desde hace varias gestiones se jacta de que en esa jurisdicción en los últimos años ha crecido la matrícula de la escuela pública, no de la privada. No hablaré de lo que no conozco y Ud. no cita fuentes ni experiencia personal para corroborar. En mi experiencia en Pico hay  las mismas escuelas privadas  desde hace más de veinte años. Lo que sí podría quedarme pensando es precisamente cuántos negocios de educación privada surgirán de esta política educativa nacional de abandono de la escuela pública que sostiene el presidente. No lo digo yo sino él mismo: “hay que caer en la escuela pública”

Sole,  nos queda bárbaro trabajar, el trabajo docente es tan esforzado como creativo y gratificante. Cuando los alumnos te reconocen como maestrX o profe por el modo en que  sos profe o maestrX con ellos más allá del título que te habilita, es conmovedor. Tu mensaje es muy despectivo hacia las mujeres, como si estudiar en la cocina o tener pretensiones de ascender en el trabajo fuera deleznable.  No importa dónde se estudie, estudiar está bueno y se ve que sabés que los docentes estudian para concursar cargos de ascenso. No es a dedo, no es por amiguismo, no es x bandería política: estudiás, rendís examen, te evalúan (otra vez, si nos evalúan) y si te fue bien y hay cargos, ascendés. Democrático. No hablemos de cómo hablamos porque no quisiera referirme a cómo se escribe en los comentarios de la noticia. Entiendo que en ocasiones es mejor hablar y escribir sin erudita corrección a quedarse callado; el que es prudente, se calla la boca.

Frank, los Sres. de Utelpa no son los docentes que fueron reprimidos en BA. Los secretarios gremiales que decidieron la medida de repudio (nos) representan a prácticamente todos los sindicatos docentes del país. Los docentes que paramos pertenecemos a muchos gremios diferentes e incluso habrá quienes no estén agremiados. No siempre estamos de acuerdo todos los docentes con las medidas que se toman gremialmente pero si siempre  tenemos el derecho de participar, debatir, incidir en las decisiones y votar. El resto es juego democrático: seguir discutiendo, seguir participando, seguir  pensando y buscando mejores argumentos  para convencer a los compañeros de lo que uno cree que es equivocado o no.  Pero también saber aceptar las decisiones tomadas en ejercicio democrático. Muchos docentes tendrán pertenencia o simpatía por un partido político u otro, incluido lo que nombras como kkkkk. Muchos  docentes son votantes de Macri  o de Vidal en BA y muchos vaya uno a saber. ¿Qué más da? En cada asamblea gremial donde participé y se votó qué medida tomar o no, no se discutió nada acerca de ningún relato ni partido. Lo único en discusión son las reivindicaciones gremiales: apertura de la paritaria nacional, aumentos salariales, planes y programas educativos, condiciones e infraestructura de la educación argentina, fondos nacionales para la educación y en este paro puntual: REPRESIÓN A NUESTROS COMPAÑEROS. Hace diez años mataron por la espalda al maestro Carlos Fuentealba en otra represión. Todavía no hay justicia completa por su muerte. Si tocan a uno, nos tocan a todos. Basta de represión.

Vos como padre lamentás entregar a tus hijos a docentes como nosotros. Nosotros estamos orgullosos por defender la escuela pública para tus hijos y todos los hijos de todos los padres y madres argentinos. Incluso para la pequeña hija de Macri, si no fuera ella alumna en  un jardín privado por el que paga una cuota casi igual al salario de un maestro, así dicen al menos, en las redes sociales que  nos  descreditan a los maestros que luchamos. Lo bueno que tenemos muchos  docentes es que vamos a cuidar y enseñar a tus hijos como si fueran hijos del padre más fan y respetuoso de nuestro trabajo. Quién te dice que tus hijos se enorgullezcan a futuro de los  maestros en cuyas manos  vos, lamentándote,  te viste obligado a dejar.

Ex docente, no sé a qué cambios te referís. Lo que vos decís que defendía tu gremio es igualito a lo que estamos defendiendo hoy. Una señora a quién entregué un volante explicando los motivos del paro a inicio de las clases salió de su trámite con el volante escrito, me abrazó y me lo dio. Decía (dice, lo tengo guardado): “Sigan luchando, estamos con Uds.” Y firmaba docente jubilada. Quizás sea interesante pensar por qué, colega, percibís hoy provocación donde antes veías y aprobabas lucha y defensa de la escuela pública. Te invito a que vuelvas a participar en  las asambleas, quizás te sorprendas y nos sorprendas.

Berto no busques mafias entre los docentes porque no las vas a encontrar. Conozco bien desde adentro y bien desde hace mucho tiempo el colectivo docente. Las mafias no están entre nosotros. Buscá por otro lado, tirando a Panamá, quién te dice. Seguiré hablando por lo que conozco: nunca, ningún compañero docente, ni los que paramos ni los que no; nunca en ninguna asamblea gremial ni marcha docente ni acto ni volanteada que yo haya estado, se discutió o consideró destruir este, ni ningún gobierno. No es nuestro tema, no es lo que buscamos. Por el contrario, respetamos un gobierno elegido por el voto popular porque respetamos la Constitución Nacional en todo lo que ella establece. Velamos y exigimos el cumplimiento de todas las leyes y los consecuentes deberes y derechos que establecen. Incluso, nuestro derecho a huelga. Ah, y somos verdaderos docentes. No sea cosa que tengamos que desempolvar el título ahora para mostrarlo por la tele.

Indignado, lamento que te sientas así. Y no sé por qué realmente te podemos hacer sentir así. No sé si para mejor o para peor, debo decirte que no necesitamos dejar las aulas para hacer política. La educación ES POLÍTICA. Los docentes ejercemos una tarea política.  Bueno, es largo el tema,  todos los que somos docentes hemos estudiado la perspectiva política de la educación. Si tenes oportunidad de acercarte a alguna clase de la escuela itinerante que estamos proponiendo los docentes como medida de lucha este podría ser un tema a desarrollar.

Las mismas caras de siempre,  te da vergüenza pero te llamas así para identificarte. Hay cosas complicadas de entender.  Democracia sindical hay, un poco más de participación docente no vendría nada mal para renovar el staf de dirigentes. Una “refrescadita” facial, nos vendría bárbaro a muchas, pero con estos sueldos es difícil. ¿Por qué no te propones en alguna lista para que te votemos? Yo no te votaría si sostuvieras que parar en repudio de la represión y detención a los compañeros es injustificado, pero en democracia se debate y se suman los votos. Si continua esta escalada de violencia en actos y discursos capaz que ganás elecciones apoyando prácticas represivas y todo. Me alegro que hayas tenido garantizado tu derecho a trabajar y ojalá puedas encontrar quién te represente y no te avergüence.

Alicia, estás en tu derecho. Lamento que no te de vergüenza la policía reprimiendo y pegando a colegas tuyos y los funcionarios de gobierno elegidos democráticamente  mandando a hacerlo. Me da vergüenza tu desvergüenza en este punto.

Ay Gastón ¡un poco de aire fresco! Cuánto comentario boludo, es cierto.  Tu voz en esta selva monofónica reconforta el alma y sobre todo me recuerda que habemos muchos  docentes democráticos y uno o una de ellas debe haberte tocado a vos alguna vez.

Edit, espero que muchos docentes más que olvidarse, se empiecen  a acordar a quién votaron en 2015. Y espero que si se acuerdan se acuerden también lo que les decían que iba a pasar si sus votados  ganaban elecciones y lo que está pasando en verdad. Por mi parte, y solo por dar un par de ejemplos, nunca escuché que hablaran de futura implementación de  tarifazos y escuché muy clarito (porque me encanta el futbol) que no peligraría el programa  futbol para todos. ¿Capaz me distraje? Por otra parte, no creo que tengamos que dar explicación de lo que hacemos con nuestro sueldo,  ganado con nuestro trabajo y bien merecido. Y si es por cuotas altas…No es necesario pensar en las del auto, que por otra parte también hay que pagar. ¿O querrás decir que los docentes no tienen derecho a tener auto?

Ciudadano, no tengo a ciencia cierta números concretos o pruebas fehacientes para lo que voy a comentarte. Pero me animo a hacerlo porque como ya dije, son muchos años habitando aulas y escuelas en varios lugares del país y me atribuyo cierta autoridad para compartir una opinión que me he formado reflexionando sobre la práctica cotidiana ininterrumpida en las escuelas. Y como ya dije también salvando la generalización. Lo que yo he percibido es que los docentes que luchan y hacen paro y discuten y se interesan por la política  no faltan a clase. Son los que siempre están atentos a los chicos. Son los que llevan y prestan sus libros, sus útiles, sus discos, cualquier material que sea necesario para la clase. Son los que compran tortas, sorrentinos, pizzas, rifas, bonos y cualquier cosa que los chicos, padres o escuelas venden para “juntar” (para el viaje, para la fiesta, para la operación, para la pintura…) Son los que están siempre en cualquier  “extra” no obligatorio y fuera de paga de la escuela: actos, excursiones, viajes educativos, fiesta de egresados, feria del plato, pintura de patios y canchas  etc. La gente muchas veces opina como vos y piensa que los que luchamos y paramos somos vagos, cuando en verdad, estamos muy comprometidos con la escuela y ponemos mucho  tiempo y esfuerzo al servicio de la educación. Si vamos a la asamblea después del día de trabajo sumamos horas a nuestra jornada laboral mientras los que supuestamente no son vagos están ya en su casa tomando mate o preparando las cosas de la escuela para el día siguiente. Los que fuimos a la asamblea lo haremos por la noche.  Somos buenos docentes, Ciudadano. Buenos docentes y buenos ciudadanos.

Sergiucho, decís: “tristeza da ver como gente apoya estas actitudes patoteras y prehistóricas que han detenido al país en el tiempo”. Plenamente de acuerdo con vos. Tristeza. Me refiero, claro a las actitudes de los policías  contra los docentes.

Yndia, no creo que importe cuál represión fue “más feroz”. Ninguna es bienvenida. Tampoco niego actos represivos en los gobiernos anteriores de los Kirchner, porque recuerdo algunos. Sin embargo, no se  trata, creo, de discutir eso ahora. Cualquier acto represivo en democracia es igualmente repudiable. Del mismo modo debo decir que la represión en la marcha que culminó con la muerte de Fuentealba fue responsabilidad provincial y no nacional ni K. ¿Y Baradel qué pito toca  acá? En todo caso, y va mucho más allá de las reglas de convivencia, Baradel fue maltratado por el presidente en la apertura de sesiones del Congreso y él,  su familia y su nietito fueron  amenazados. ¿Convivencia?

José Perez, no somos blancas palomitas, ni falta que hace. Pero no nos olvidamos de nada: vamos a laburar todos los días, vivimos de nuestro trabajo y justamente por eso, peleamos nuestro salario. Obviamente, cobramos por enseñar y no te imaginás lo difícil que se hace hoy día. Ya desde las dos de la tarde los pibes empiezan a pedir comida y preguntar si hay leche, facturas, torta o qué se comerá,  más que preguntas sobre el tema de la clase. Militar obviamente no se cobra. Es altruismo solidario.  Por eso me da tanta bronca cuando nos dicen vagos si además de trabajar como todos dedicamos otro tiempo para conseguir mejoras sectoriales o sociales  que benefician a todos, incuso los que siempre se quedan en su casa cuando los demás ponemos el cuerpo en los paros y en la calle. Dejando expresamente fuera de esta afirmación a quienes ni siquiera pueden arriesgar centavos de sus salarios haciendo un paro porque toda la economía familiar está sobre sus espaldas.

Señor director, éstas han sido mis reflexiones en torno a los comentarios de la noticia sobre el paro docente en repudio de la represión a los maestros en BA. Es bueno, aunque lleve tanto tiempo, parar a escuchar y pensar acerca de lo que otros dicen sobre lo que algunos hacemos. Gracias a este proceso mis convicciones están más firmes y la necesidad de seguir luchando y enseñando más evidente a mis ojos. Gracias por el espacio brindado. Lo saludo cordialmente.

María Carral

DNI 16397724 

 

Nota de la Redacción: Nobleza obliga, para opinar sobre las expresiones de la docente que firma la Tribuna del Lector, solicitamos exactamente lo mismo que hizo María Carral: firmar con nombre y apellido verdadero. Quien así no lo haga, será automáticamente editado.

Comentarios
 
ACLARACIÓN: No se publicarán insultos, agravios, ni cualquier otro texto con términos injuriosos.
Tampoco se publicarán comentarios con mayúscula fija.
No observar estas condiciones obligará a la eliminación automática de los mensajes.
 
 14/04/2017 | 22:14 Hs
Enviado por Perla Torres
Estuve leyendo tus palabras porque me invitó alguien que me acompaña en mis 37 años de docencia, quien sabe como se extienden los días de trabajo, quien me esperaba los días de paros porque no eran vacaciones, como vos decís eran asambleas y movilizaciones, hoy son clases públicas, quien cubrió horas en el cuidado de mis hijos, en los días de estudio para alcanzar pos títulos que ayudaron a vencer algunas limitaciones, como vos decís por humana, por falible (estudios en la Educación Pública). Leí cada renglón y puedo decirte que compartimos todo y tengo la misma convicción de que educación es POLÍTICA, quiero felicitarte por tus dichos, tienen la palabra justa, aunque Eva pensará que no soy objetiva, pero le contesto como investigadora: me baso en la experiencia. Tu paciencia y la forma de expresar tus ideas al contestar cada opinión es una muestra de que la docencia es una hermosa profesión, tus palabras invitan a la reflexión, es docencia porque explica, argumenta y cuestiona la naturalización de la expresión mediática. Gracias María, viene a mi mente la docente que les habló a los policías que cumplían con la represión.
 
 14/04/2017 | 21:16 Hs
Enviado por Caro lopez
Siempre tan clara y exacta María.. .es tan interesante escucharte como leerte!
 
 14/04/2017 | 11:47 Hs
Enviado por Diego Morano
Felicitaciones María, para que agregar más, te quiero saludar personalmente, me alegro por Maestros como Vos,mis hijos en tus aulas..
 
 13/04/2017 | 23:47 Hs
Enviado por ROSANA RAMOS
excelente maria, no te conozco pero tu escrito es una bocanada de aire fresco ante tanta hipocresía, malicia, odio que se ha instalado en la sociedad actual, donde nos quieren hacer creer que luchar por los derechos adquiridos te hacen mala persona. un medico no lo seria sin sus maestros o profes, tampoco el abogado, ni el ingeniero, ni el juez ni fiscal, ni el carpintero, el herrero o albañil. todos le debemos al maestro o profe que nos toco nuestra formacion cultural y algo mas. personalmente recuerdo con cariño a todas mis maestras y profes, por algo sera no? siento pena por el hijo del padre que se averguenza de un maestro, que no lo mande a la escuela, que le enseñe a leer, a escribir, a pensar, pensar, pensar, que es mucho mas importante que saber quien es el presidente de ee uu, que hablar en la mesa de cuanto cotiza el dolar, que su hijo no necesita saber que tiene 40 grupos de wathsap, que no le diga a su hijo que no se junte con el negro cabeza (que es su vecino o compañero) que no lo llene de odio contra el que piensa diferente, que le enseñe lo bueno de la solidaridad y lo malo de la beneficencia, que los valores se los enseñe con ejemplos y no con palabras, etc. felicitaciones y a seguir luchando, que ya demasiados derechos adquiridos nos vienen quitando. parrafo aparte para felicitar a maraco digital, como seguidora de este diario y todos los locales, me gustaria que el no permitir alias suceda en todas las notas, porque creo que a muchos/as se le terminaría la guapeza si tienen que poner nombre y apellido, hay que hacerse responsable de lo que se piensa y luego se escribe.
 
 13/04/2017 | 22:58 Hs
Enviado por Gaston gamboa
Asi esta bien MD?
MD.Net: Perfecto. Ahora falta el comentario.
 
 13/04/2017 | 20:02 Hs
Enviado por picorto
...
 
 13/04/2017 | 19:00 Hs
Enviado por Danlu
... (Con identidad real únicamente)
 
 13/04/2017 | 16:49 Hs
Enviado por Gaston
...
 
 13/04/2017 | 10:39 Hs
Enviado por Fernando Acosta
No somos palomitas. Tenemos buenas y malas prácticas como en toda profesión ¿eso justifica reprimir el domingo y haber matado a Carlos Fuentealba? Podemos debatir SI sobre la responsabilidad (R de aquí en adelante). Para vos la R es ir a trabajar. Para otros, la R es enseñar a hijos, estudiantes, padres y políticos a comprender una situación compleja y actuar en consecuencia en las calles; PORQUE sabes una cosa: NADA SE CONSIGUE sin visualización de un conflicto. ¿o crees que las 8 hs de trabajo - que supongo cumplís - se consiguieron trabajando en las fábricas? Comprender implicaría entre otros puntos: 1 que prometieron dialogo y alegría y ofrecen PALOS Y GAS PIMIENTA ¿esa es la república? ¿esa es tu república?. 2 que hay una ley de financiamiento que NO se cumple. 3 que la paritaria nacional viene a compensar los 2900 pesos de básico que cobran algunos docentes contra los 8000 de otros. 4 que el gobierno quiere desfiinanciar la educación publica dejando en soledad a las provincias para que se las arreglen como puedan. 4 que el gobierno desfinancia por un lado y concentra la economía por otro (campo, minería) y endeuda el país (fondos buitres). 5. que es un gobierno que provoca y genera violencia física y simbólica ("grasa militante, caer en la educacióon publica") 6. Un gobierno que miente, en el extranjero dice que el país avanza y adentro reprime. SLDS
 
 12/04/2017 | 22:25 Hs
Enviado por atte
(...)
 
 12/04/2017 | 22:05 Hs
Enviado por Claudia Aguilera
María Leerte despierta pasiones, aviva el fuego y desenmascara el odio de aquellos que deslegitiman la lucha y la militancia docente. A ellos (los trolls), lo público NO les cierra, porque ni la Escuela ni la Salud Pública generan ganancias. Con sus comentarios instalan la cultura de la desconfianza, la narrativa del empleado público vago, del trabajador asalariado como el enemigo peligroso del sistema capitalista. Tu análisis respetuoso, reflexivo y argumentativo sirve para desnaturalizar y desautorizar a tanto facho que opera desde el anonimato. Gracias por seguir luchando, tu lucha es la lucha de algunos pero la conquista de unos cuantos!!!!
 
 12/04/2017 | 21:00 Hs
Enviado por DAvid Perez
Hay Eva, Eva, no has entendido nada, no te enseñaron que no deben sumarse manzanas con naranjas ........
 
 12/04/2017 | 20:29 Hs
Enviado por David Perez
Felicitaciones por defender con la pluma y la palabra las convicciones, la una lucha que se pierde es la que no se da, ojala todos fueran consientes de que cada uno debe luchar por sus derechos y opinar sobre la base del conocimiento y no por boca de ganso repitiendo las mentiras publicadas
 
 12/04/2017 | 19:21 Hs
Enviado por Mariela Cisneros
Maria, entre los sentimientos de bronca, angustia, cansancio que han brotado en mi, en el transcurso de estos dias, al leer tu carta no podia dejar de comentar y agradecer por tus palabras que me incentivan a estar firme, y reconocer tu trabajo docente comprometido, que por eso hoy soy trabajadora de la EDUCACION tambien. Criticar detras de un perfil (hasta falso), opinar descalificando el trabajo docente o repetir un discurso televisivo (que tiene una intencion clara de desmembrar o desastabilizar las relaciones sociales) antes de compartir un debate o charla con un grupo de docentes, SIN HABER TRABAJADO EN UN AULA O UN PATIO durante unos años en una ESCUELA PUBLICA, NO tiene fundamentos reales, practicos-teoricos. Tampoco estan en nuestras venas cuando vivimos una innumerable cantidad de situaciones (gratificantes o de vulneralibilidad) con los alumnxs y sus familias-barrio, que quedan en nuestra memoria o en los sentimientos. Somos PERSONAS tambien. Hay que escuchar las fuentes, o sea a los docentes y estamos diciendo a viva voz que está pasando con LA EDUCACION PUBLICA Y LA LEY DE EDUCACION, que estamos y seguimos en pie con LXS NIÑXS, ADOLESCENTES: hijxs, hermanxs, vecinxs, familiares, de lxs lectores, de la comunidad, de la sociedad entera, que nada mas y nada menos son los futuros ciudadanos.
 
 12/04/2017 | 18:02 Hs
Enviado por Lalo Garduño
Impecable María. Qué agregar que no se haya dicho. Sólo decirle a Eva Barbera, que no leo en la columna que alguien se rasgue las vestiduras defendiendo a aquellos que faltan. ¿O también somos responsables de eso? Nadie engaña a nadie, sólo hay que aplicar los mecanismos correspondientes, pero no usarlo como argumento para desprestigiar la lucha de los que no faltan.
 
 12/04/2017 | 11:28 Hs
Enviado por Eva Barbera
Hola María, está mal "meter a todos los docentes en la misma bolsa" como se dice vulgarmente, pero tampoco hay que rasgarse las vestiduras, hay quienes son responsables, trabajan todos los dias y sólo se toman vacaciones cuando el calendario así lo estipula o cuando están "verdaderamente" enfermos, pero no nos engañemos, hay muchos/as, demasiados, que faltan por "causa justificada" que no es tal...se van de vacaciones o incluso los ves haciendo compras cuando no están cumpliendo con su trabajo y es por ese motivo que hay tantos suplentes con todo lo que esto conlleva para los alumnos y hasta para el Estado. No digo que sea tu caso, no se quién sos, y los comentarios que me anteceden no pueden ser objetivos ya que por lo que manifiestan son "parte interesada.
 
 12/04/2017 | 10:56 Hs
Enviado por marina zajdman
María: estoy muy conmovida e identificada con tus palabras! Soy docente de la Ciudad de Buenos Aires, y varias docentes con las que comparto el día a día en la escuela estuvieron y padecieron la represión el domingo, por lo cual no me hacen falta las imágenes que algunos observan sin ver. Ya la locura llegó a ese punto, hay tanto odio fogoneado desde los medios, que no han construido hipoacusia, sino también ceguera selectiva, todo lo que ven y escuchan se acomoda a la conclusión que se ¨pregona¨. El debate se achata, o peor , no hay debate de ideas. Ojalá que tus bellas y certeras palabras, que dan cuenta de cuán docente sos, puedan hacer abrir a al menos UNA persona esa discapacidad que lamentablemente han construido. Gracias María!
 
 12/04/2017 | 10:42 Hs
Enviado por Verónica moreno
Debiste haber incluido, María , que entre tantas responsabilidades estas asumiendo esta: la del espacio público, la disputa simbólica acerca de cómo nombrar, calificar, comprender... La educación ( y en este momento tan álgido ) nuestro lugar, el de Lxs docentes.. Sobre el espacio social, todo el mundo se siente con autoridad para opinar y el periodismo no sólo lleva una catarata prejuiciosa, sino que le da legitimidad a las posiciones más conservadoras y disciplinadoras. Pongamos por caso, un solo hecho representado en el sentido común de las personas: tus derechos terminan donde comienzan los míos ; ergo, si tenes derecho a manifestar, yo tengo derecho a transitar.... Entonces? Cómo resolver esta situación ? Pues tengo algunas noticias para los que sostienen eso: ese principio sobre el derecho, es un principio político liberal, asentado sobre el individualismo. Nosotros, las y los docentes que aún peleamos por un sistema educativo garantizado por el estado decimos, nuestros derechos no están satisfechos hasta tanto no estén garantizados los derechos de todos nuestros hermanos. Entonces ya no hablamos de transitar.... Estamos diciendo el estado debe asumir la responsabilidad política, ética y JURÍDICA de discutir y acordar en paritarias las condiciones ( docentes, edilicias, etc) para que nuestros niños y jóvenes aprendan
 
 12/04/2017 | 09:46 Hs
Enviado por JULIO CESAR CABRAL
Me emocione mucho con tus palabras, se sufre mucho escuchando a opinólogos que no tienen resueltas sus vidas y prejuzgan, ignorando que lastiman a sus semejantes, es parte de la miseria humana que nos toca compartir en este mundo...UN ABRAZO GRANDE COLEGA...DIOS TE BENDIGA_!!!!
 
 12/04/2017 | 09:34 Hs
Enviado por Josè Gallego
EXCELENTE!!!!!!!! No soy maestro, pero mi señora sì y por eso adhiero a todo lo que expresó María, si la habré visto a mi señora horas y horas después de clase, haciendo trabajos para la escuela (planificando para el otro dìa, cortando figuritas, contando la plata para fotocopias, corrigiendo, comprando lápices y otros elementos para sus alumnos, pidiendo a los amigos y hasta a veces comprando ella, guardapolvos, zapatillas, etc. y hasta llorando por chicos con problemas familiares, con hambre (a los cuales les compraban la comida entre los mismos maestros), aguantando padres que iban y van a protestar porque cualquier cosa (por ej. a su nenita otro nene le tiró el pelo), etc.y hay màs, mucho màs. También está lo lindo y es que la reconozcan por la calle y le digan HOLA SEÑO!!!! y son alumnos que tuvo hace 20, 10, 5 o menos a los que ella les enseñó las primeras letras y números y hoy gracias a ella y los maestros que siguieron son profesionales o simples trabajadores que se ganan su vida dignamente. Finalmente a la redacciòn de MD, me parece bàrbaro que hayan tomado la decisiòn que hay que poner nombre y apellido, vamos a ver cuantos se animan a comentar.
 
 12/04/2017 | 08:22 Hs
Enviado por AdrIana larrea
Gracias Maria !!!!
 
Escriba su comentario