La Pampa podría desdoblar las elecciones de 2019 |  Choque de cuatriciclos en Pinamar: murió un nene de 7 años |  “Verano al Aire Libre”: otra concurrida noche en el centro de General Pico |  La Oficina Anticorrupción ya tiene 27 denuncias contra funcionarios de Cambiemos |  Por un cambio impositivo, los combustibles tendrán un aumento extra en marzo |  Tránsito fatal: cuatro muertos y varios heridos graves sobre la Ruta 151 |  La Fiscalía española pidió que Dinamarca detenga a Puigdemont |  Incendios en La Pampa: dos focos controlados y uno activo en Santa Isabel |  Zircaos Vuelta al Mundo. Capítulo 25: Huaraz, Perú |  La NASA confirmó que un asteroide “gigante y peligroso” pasará cerca de la Tierra |  Calor intenso y probabilidad de lluvia |  Finalizó el Dakar 2018: Sainz festejó por segunda vez |  Nación podría suspender medicamentos de HIV: La Pampa garantiza provisión |  Un “trapito” en un parador exclusivo de Punta del Este gana 7 mil dólares por temporada |  Avanzan los trabajos en el SUM del barrio Federal |  Caso Triaca: desde la intervención del SOMU, hubo más de 200 nombramientos |  Taller gratuito de yoga en Juventud |  Ferro no pudo con Independiente |  Incendios en La Pampa: todos los focos están cercados y controlados |  El 1° de febrero comienza la temporada de caza deportiva mayor y menor |  Otro golpe a La Pampa: Nación anunció que licita la represa Los Blancos |  Turismo Social en General Pico: Rainone recibió funcionarios provinciales |  Durante el domingo, Corpico pide uso racional de agua por corte de energía |  Nación respaldó a Jorge Triaca y el ministro de Trabajo seguirá en su cargo |  Pelé sufrió un desmayo y fue internado de urgencia |  Río de Janeiro: se descompensó, atropelló a 17 personas y murió un bebé |  Entre Ríos: productores de arroz recibieron boletas de luz por 300 mil pesos |  Funcionaria nacional del Senasa ensaya para despedir empleados |  Con más de 30 grados, trasladaban cientos de pollos en la caja de una camioneta |  Inscripción para el Ensamble de Vientos y Percusión |  “Conductor Responsable”: este sábado, otra vez en General Pico |  Polémicos dichos de Zaffaroni: pidió que “Macri se vaya lo antes posible” |  Los hijos de víctimas de femicidio cobrarán una asignación mensual hasta los 18 años |  La Asamblea de la Liga será el 26 de febrero |  Nicolás Caputo vendió su empresa constructora en 109 millones de dólares |  Alerta por fiebre amarilla en Brasil: algunos destinos turísticos exigen vacunación |  La Pampa será sede de los Juegos Para Epade 2018 |  Abuso en 25 de Mayo: docentes piden volver a trabajar y que les paguen $1,5 millones |  Presentaron consulta on-line para inhabilitados de conducir |  Música en la ciudad: “Escenario Abierto” comienza su año en el Instituto San Ubaldo |  Diputados del PJ: “Macri no se enteró que los pampeanos tenemos derechos” |  Incendios en La Pampa: Defensa Civil trabaja en focos controlados y activos |  Santa Rosa: Robaron en la subestación transformadora del Procrear | 
  MARTES 26/12/2017
Japón usa tecnología militar para matar ballenas y nadie puede detenerlo
Los barcos incorporaron un hardware que les permite pasar casi desapercibidos en el Océano Antártico y cazar los cetáceos.

Nadie puede detener a los barcos japoneses que salen a cazar ballenas en el océano Antártico. Los grupos ecologistas que tratan de boicotearlos en el mar no logran detenerlos ya han logrado incorporar equipamiento de última tecnología que les permite no ser detectados o interceptados.

Una "sirenita" cubierta de pintura roja en Copenhague (Dinamarca). La escultura, la mayor atracción turística del país nórdico, apareció pintada de rojo en protesta por la caza de ballenas.

Sea Shepherd es una de las más importantes organizaciones ecologistas que lucha por la conservación de la fauna marina. En un reciente comunicado asegura que ya no puede frustrar a los balleneros nipones porque sus embarcaciones ahora cuentan con un avanzado hardware suministrado por la poderosa fuerza militar de su país.

Gracias a esta última tecnología, la flota de balleneros puede navegar el océano austral sin dejar rastros. Así, a los cazadores se les está dando, por primera vez, una libertad casi total para matar Minke, una clase de cetáceo que vive en esas aguas heladas.

"Hemos evitado que miles de ballenas hayan sido asesinadas en el pasado y ayudamos para impedir que sigan depredando los mares australes. Pero ahora interceptarlos se ha tornado mucho más difícil", admitió Peter Hammarstedt, un capitán de Sea Shepherd.

El Gobierno japonés defiende con uñas y dientes la caza de ballenas, actividad que justifica porque forma una parte escencial de la cultura nipona. "Los pescadores lo han hecho durante siglos y Japón nunca permitirá que los extranjeros le digan a su pueblo lo que puede o no puede comer", dicen.

Ante una reciente queja del Gobierno del Reino Unido por la caza indiscriminada de ballenas, un funcionario japonés respondió: "Nosotros nunca comemos conejos, pero nosotros no les decimos a los británicos que no deberían comerlos".

Sea Shepard advirtió que en este último año "los barcos japoneses han recibido tanto apoyo de última tecnología que ya que no podemos esperar encontrar su flota y detenerlos.

De esta manera, nadie puede controlar que se cumpla la cuota que tiene permitido Japón para la caza de Minke, restricción que el país nipón nunca cumple ya que no hay manera de hacerla respetar.

El vericueto legal que encontró Japón para seguir con la caza es que lo hacía con "fines científicos", algo permitido por las leyes que regulan la pesca en aguas internacionales.

Originalmente, Japón tenía permitido capturar más de 900 minke cada año, así como 50 ballenas "jorobadas" y 50 ballenas de "aleta". Sin embargo, su flota raramente pudo alcanzar estas cuotas debido a acciones de grupos como Sea Shepherd. "Nos metíamos con nuestras lanchas entre los balleneros y las ballenas y evitamos que las asesinen", señala Hammarsteds . .

Pero hace algunos años, la Corte Internacional de Justicia, por pedido de Australia y Nueva Zelanda, dictaminó que el plan de caza de ballenas no tenía base científica. Japón se vio obligado a detener la caza. Ahora sólo puede capturar 330 minke, y no ballenas jorobadas o de aleta. Fue una victoria importante para los conservacionistas.

Pero las organizaciones que cuidan el Medio Ambiente señalan que ahora los japoneses duplicaron el área del Océano Austra donde buscaran ballenas con barcos dotados de equipos que los convierten en fantasmas para el que quiera encontrarlos.

Según Hammarstedt, "junto con la última tecnología, los barcos balleneros se benefician ya que es mucho más dfícil encontrar la flota ballenera en un área tan grande del mar", dijo .

(Clarín)

Comentarios
 
ACLARACIÓN: No se publicarán insultos, agravios, ni cualquier otro texto con términos injuriosos.
Tampoco se publicarán comentarios con mayúscula fija.
No observar estas condiciones obligará a la eliminación automática de los mensajes.
 
Escriba su comentario